Teléfono

+52 (55) 51353464

Facebook

@DrRinconLozano

Instagram

@DrRinconLozano

Preguntas frecuentes

Si no encuentras tu pregunta puedes contactarme a

La cuestión no es sólo la edad que se tiene, sino si se está lo suficientemente saludable para someterse a una cirugía estética. 

Sin embargo, la edad sí es un factor a considerar en cada procedimiento y en cada paciente, ya que algunas requieren de un desarrollo corporal pleno, usualmente después de la adolescencia, y algunas pueden ser más riesgosas si la edad es muy avanzada y no se realizan las previsiones necesarias para que el paciente se realice el procedimiento de forma óptima. 

Por ejemplo, en correcciones de orejas prominentes, la limitante es que en niños se requiere de anestesia general por comodidad del paciente, mientras que en adolescentes y adultos el procedimiento puede realizarse bajo anestesia local.

Otro ejemplo, ocurre con el desarrollo de las glándulas mamarias en el caso de las mujeres que buscan aumentar talla. Es aconsejable solo hasta que su cuerpo tenga un desarrollo total.

 La respuesta a esta pregunta es difícil. Si una cirugía debe realizarse para salvarle la vida a un paciente, el riesgo lo amerita. Ahora bien, por todos es conocido que los efectos del tabaco provocan que el paciente tenga una oxigenación menor comparativa a la de un no fumador. Puede ser sometido a la anestesia general y con los cuidados prudentes reducir los riesgos, pero éstos siguen presentes. La recuperación será más lenta y si fumas después de ser operado afecta directamente su capacidad de cicatrización e impacta en el resultado.

En cirugías como la Abdominoplastia, Lifting Facial y Mastopexia/Reducción Mamaria en las que se depende en gran medida de la microcirculación, el resultado puede verse comprometido en pacientes fumadores intensos que no han suspendido el cigarro y peor aún, que fuman inmediatamente después de la cirugía. 

El resultado catastrófico, no mortal, es que sus heridas no cicatricen, se abran o bien que parte de la piel muera, dando lugar a un resultado estético malo. Por estas razones, si usted desea someterse a una cirugía plástica, planéelo de tal forma que pueda disminuir su consumo de tabaco hasta que logre suspenderlo de forma gradual, y pueda tolerar no fumar después de la cirugía.

Pese a que para muchas personas el uso de anestesia general produce grandes temores y ansiedad, este es una práctica muy segura.

Si bien la anestesia general tiene riesgos diversos, lo que más preocupa a los pacientes es la posibilidad de morir. Estudios serios al respecto indican que existe un riesgo muy bajo de complicaciones anestésicas, además que este riesgo se minimiza aún más cuando el paciente tiene buen estado físico y es preparado adecuadamente para el procedimiento (Por ejemplo: suspender el cigarro). 

Por supuesto, es de vital importancia tener un anestesiólogo totalmente capacitado y experimentado a cargo de esta tarea. Por este motivo se realizan estudios preoperatorios y evaluaciones para que tú, como paciente, llegues al quirófano en las mejores condiciones posibles.

En algunos casos, ciertos procedimientos pueden combinarse en un mismo tiempo quirúrgico, pero un cirujano altamente calificado siempre lo analizará a detalle y decidirá si es viable realizar diversos procedimientos en conjunto o postergar alguno (de 4 a 6 meses después) y te lo comunicará.

Evita medicamentos antiinflamatorios tales como: aspirina, ibuprofeno, naproxeno, sal de uvas, alkaseltzer, vitamina E, cápsulas de ajo,  ginseng y Omega 3, durante 10 días antes de la cirugía.

Disminuye paulatinamente tu consumo de tabaco para suspenderlo por lo menos dos semanas antes de la cirugía, por lo que requieres planear tu cirugía con tiempo.

Recuerda guardar ayuno durante 8 horas antes de su cirugía si ésta será bajo anestesia general.

En pacientes fumadores recomiendo utilizar la cámara hiperbárica (con un costo adicional) antes y después del procedimiento para disminuir las complicaciones.

Los procedimientos estéticos encaminados a mejorar el contorno corporal y facial (ritidectomía, abdominoplastía, liposucción, etc.), tienen mucho mejores resultados cuando el paciente se encuentra cercano a su peso ideal y aún mejor resultado cuando tiene una buena educación alimenticia, lo que le garantiza la permanencia del mismo a largo plazo.

La mayor parte de los procedimientos con anestesia local puedo realizarlos en mi consultorio. Por tu seguridad, procedimientos mayores deben realizarse en un quirófano bajo la monitorización de un anestesiólogo certificado. En este rubro, pueden hacerse cirugías con anestesia combinada como local/sedación, bloqueo y anestesia general.

 

Puedo recomendarte una clínica que aunque económicamente no sea tan costosa como un hospital, cuente con todos los requerimientos necesarios para realizar los procedimientos de forma segura, con materiales de alta calidad. Sin embargo, ciertos procedimientos mayores y combinados deben ser realizados en hospitales que cuenten con lo necesario para garantizar tu seguridad.

Los sitios donde realizo mis procedimientos de forma segura y cómoda son los siguientes:

Si bien tengo las certificaciones y credenciales para operar en la mayoría de los hospitales de nuestra ciudad, para mi es importante saber si en el sitio donde opero, cuenta con el material y equipo necesario para realizar el procedimiento y se encuentra dentro del área que me permita tener una vigilancia de tu evolución.

Los costos de las cirugías plásticas están dados por el costo de la clínica u hospital, los honorarios profesionales del equipo quirúrgico (cirujanos, anestesiólogos y enfermeras) y el costo de los implantes (si se requieren). 

 

Hay variaciones significativas en los costos de implantes y de las clínicas u hospitales. Aunque procuramos manejar las tarifas de forma constante, cada caso es diferente y puede haber pequeñas diferencias en los costos de acuerdo a las características propias de cada paciente.

 

Si requieres de implantes, elegiremos el mejor para tu caso y discutiremos las diferencias entre las marcas TOP en seguridad.

 

Con el objetivo de proteger tu vida y la de todos nuestros pacientes, NO utilizamos prótesis de marcas dudosas, no certificadas o de materiales dudosos. En nuestra política de seguridad está PROHIBIDO reutilizar implantes.

 

 

Primero. Contáctanos vía telefónica o por email para conocer tu caso. Aquí se te solicitará agendar una consulta virtual en donde tendrás una primera evaluación que no sustituirá a la presencial. Esta última es de suma importancia para que yo tenga un óptimo análisis de mi paciente.

 

Segundo. Contempla tiempo apropiado para la recuperación y un compañero de viaje. Para cirugías no muy extensas como una rinoplastia o un aumento de senos, basta con una estadía de unos 10 días en la Ciudad de México. Para cirugías extensas y combinadas debes contar mínimo con 2 1/2 a 3 semanas.

 

Tercero. Cuida tu postoperatorio. No recomiendo viajes largos en avión antes de 20 días en pacientes que se hayan realizado una cirugía plástica prolongada, en especial cuando se han combinado cirugías. Esto debido al riesgo de poder presentar trombosis venosa y tromboembolismo pulmonar, que son complicaciones serias.

 

En tu viaje de regreso, recibirás varias indicaciones que tendrás que continuar para una recuperación satisfactoria. 

 

También sugerimos no realizarte demasiadas cirugías en un sólo tiempo quirúrgico porque aumenta significativamente los riesgos. Las cirugías estéticas son electivas y ninguna mejoría justifica correr riesgos demasiado altos.

El entrenamiento y la experiencia de su cirujano son los factores más importantes en el éxito de tu cirugía plástica. Se trata de tu cuerpo, por lo que es prudente ponerte en manos de alguien capaz y experimentado, en un lugar certificado, estéril y con materiales de primera calidad.

  • Cédula profesional de la subespecialidad en Cirugía Plástica.

  • Certificación por el Consejo Mexicano de Cirujanos Plásticos Estéticos y Reconstructivos

  • Equipo médico: los anestesiólogos y enfermeras que colaboran con el cirujano también deben tener cédula profesional que avale su trabajo en cada procedimiento.

  • Instalaciones: desde el consultorio, las clínicas y hospitales en los que el médico atienda a sus pacientes deben contar con estrictas normas de sanitización y esterilización.

  • Insumos: estériles y de alta calidad que garanticen un procedimiento óptimo.

Un cirujano ético y responsable no tendrá problemas en responder tus comentarios o dudas sobre sus credenciales, el tipo de material que usa y los protocolos específicos que cada procedimiento requiere. ¡Pregunta y así estarás más tranquila!

El cirujano de forma ética, puede informarte que en sus manos no obtendrás el resultado que buscas o bien, que no se siente cómodo para realizar un procedimiento que no considera indicado; la honestidad siempre es importante entre ambos Médico y Paciente.

Un buen cirujano plástico hace las incisiones en sitios estratégicos que permiten que las cicatrices se disimulen muy bien para hacerlas menos notorias. En la gran mayoría de los pacientes la calidad de las cicatrices es excelente y mejora con el tiempo.

La forma de cicatrización no es igual en todos los pacientes. En algunos casos se pueden presentar alteraciones en la cicatrización tales como ensanchamiento o cambios en la pigmentación que pueden ameritar corrección. La longitud y ubicación de las cicatrices varían según cada paciente.

En casos poco frecuentes por factores propios del paciente, se pueden presentar queloides o cicatrices hipertróficas. Sin embargo si se recurre a tratamientos tópicos o inyectados, presoterapia, luz pulsada intensa o láser, se puede lograr resultados aún más óptimos.

Hay cirugías que ameritan mayores incisiones. Podemos planear que éstas queden ocultas debajo de las prendas íntimas y traje de baño, sobre todo durante el periodo de cicatrización donde suelen ser más evidentes.

Durante tu consulta podemos platicar las distintas técnicas que podemos ofrecerle de acuerdo a sus necesidades.

Así mismo, se trata de un trabajo en conjunto para el cuidado óptimo de la cicatrización donde tú como paciente participas de manera importante.

Cada paciente tiene un umbral diferente de dolor y este también varía con el procedimiento realizado. Generalmente los analgésicos que se recetan logran mitigar las molestias y se pueden suspender tan pronto como el 5to día del postoperatorio.

Nuestros pacientes presentan un pico de molestia 24 hrs después del procedimiento, pero este va disminuyendo gradualmente. Por fortuna, también refieren un dolor muy tolerable gracias al tratamiento analgésico y antiinflamatorio que receto.

Cirugías grandes como la Liposucción, pueden generar un poco más de molestia que es tolerable al realizar ciertos movimientos. Por otro lado, si se realiza una reparación muscular como en la abdominoplastía o colocación de implantes mamarios debajo del músculo pectoral, la molestia observada es comparable a la que se siente después de haber hecho mucho ejercicio.

Todo dependerá del tipo de cirugía plástica, su edad, su condición física y del medio laboral y social en el que se desenvuelva.

Algunas cirugías son de rápida recuperación en las que después de 24 ó 48 horas tú puedes realizar actividades cotidianas moderadas. El tiempo de recuperación para el regreso al trabajo suele ser entre 7 a 14 días. La recuperación completa puede lograrse de 6 a 12 semanas después del procedimiento.

El tiempo para volver a hacer ejercicio varía dependiendo del procedimiento realizado.

A todos los pacientes les recomiendo caminar lo antes posible después de las primeras 12 hrs conforme lo toleren. No se permiten ejercicios vigorosos durante las primeras 2 semanas para prevenir el riesgo de complicaciones tales como sangrado, ensanchamiento de la herida o inflamación excesiva.

El levantamiento de pesas y los deportes de contacto se permiten después de 1 mes en la mayoría de los casos.

En casos de abdominoplastía se recomienda esperar entre 8 a 12 semanas antes de levantamiento de pesas o ejercicios tales como abdominales, para permitir una adecuada cicatrización de la pared abdominal reparada.

Espero haber resuelto tus dudas. Si tienes más, recuerda que puedes contactarme y compartir tus inquietudes que con gusto responderé.